GNOSIS

Origen de la Gnosis

Querido lector, los Códices Mexicanos, Papiros Egipcios, Ladrillos Asirios, Rollos del Mar Muerto, extraños Pergaminos, así como ciertos Templos Antiquísi­mos, Sagrados Monolitos, Viejos Jeroglíficos, Pirámides, Sepulcros Mile­narios, etc., ofrecen en su profundidad simbólica un sentido Gnóstico que definitivamente escapa a la interpretación literaria y que nunca ha tenido un valor explicativo de índole exclusivamente intelectual.

Los Setianos, Peratas, Carpocratianos, Nazarenos y Esenios son en su esencia gnósticos.

Los misterios Egipcios, Vikingos, de Roma, Troya y Cartago, de Eleusis, de la India, los Druidas, Pitagóricos, Kambires de Mitra y de Persia, etc., son en su conjunto eso que nosotros llamamos Gnosis o gnosticismo.

Debemos tener en cuenta en cualquier sistema Gnóstico sus elementos Helenísticos orientales, incluyendo Persia, Mesopotamia, Siria, India, el Dragón Amarillo Chino, Palestina, etc.

No deberíamos igno­rar los principios Gnósticos perceptibles en la sabiduría serpentina de los Nahuatl, Toltecas, Aztecas, Zapotecas, Mayas, Chibchas, Incas, Quechuas, Mapuches, etc., de lndoamérica.

Los Sabios Alquimistas de la edad media, y la transformación del plomo en oro, através del trabajo en la piedra filosofal constituían principios gnósticos trascendentales.

La sabiduría gnóstica se expresa de acuerdo a las culturas y las épocas sin perder su pureza, ni sus principios universales.

Desde siempre y por siempre el principio del conocimiento ha existido, esto es Gnosis.

.

 

 

Que es Gnosis

Gnosis es un vocablo griego que significa:

CONOCIMIENTO, SABIDURIA TRASCENDENTAL Y TRANSFORMATIVA.

La Gnosis es un funcionalismo muy natural de la consciencia, una ‘Philosophia Perennis et Universalis’.

La palabra Gnosticismo encierra dentro de su estructura gramatical, la idea de sistemas o corrientes dedicadas al estudio de la Gnosis. Este Gnosticismo implica una serie coherente, clara, precisa, de elementos fundamentales, verificables mediante la experiencia direc­ta.

El adjetivo Gnóstico puede y hasta debe ser aplicado inteligentemente tanto a concepciones que en una u otra forma se relacionen con la Gnosis como al Gnosticismo.

Agnóstico es todo lo contrario.

Incuestionablemente el conocimiento Gnóstico escapa siempre a los normales análisis del racionalismo subjetivo.

El correlato de este conocimiento es la intimidad infinita de la persona, el Ser.

 

El Real Ser

La razón de Ser del Ser es el mismo Ser. Sólo el Ser puede conocerse a sí mismo.

El Ser por lo tanto se Auto-conoce en la Gnosis.

El Ser revaluándose y conociéndose a si mismo es la autognosis; indubitablemente esta última en sí misma es la Gnosis.

 

El autoconocimiento del Ser

Es un movimiento suprarracional que depende de él, que nada tiene que ver con el intelectualismo.

 

Auto-Gnosis, autoconocimiento, implica la aniquilación del “YO”

La revelación Gnóstica es siempre inmediata, directa, intuitiva; excluye radicalmente las operaciones intelectuales de tipo subjetivo, nada tiene que ver con la experiencia y ensamble de datos fundamentalmente sen­soriales.

 

La inteligencia o “Nous” se niega rotun­damente a caer en el vano intelectualismo.

El Ser es la única real existencia, transparencia inefable y terriblemente Divina.

Conocerse a sí mismo es haber logrado la identificación con su propio Ser Divinal.

Saberse idéntico con su “propio Pneuma o Espíritu”, experimentar directamente la identificación entre lo conocido y lo cognoscente, es eso que podemos y debemos definir como AUTOGNOSIS.

 

La Gnóstica experiencia permite, saberse y Auto Realizarse íntegramente.

 

La Auto-Realización es el armonioso desarrollo de todas las infinitas posibilidades humanas.

No se trata de datos intelectuales caprichosamente repartidos, ni de mera palabrería insubstancial de charla ambigua.

El racionalismo especulativo, en vez de enriquecer el lenguaje Gnóstico, lo empobrece lamentablemente, ya que los relatos Gnósticos, escritos o alegorizados en cualquier forma artística, se orientan siempre hacia el Ser.

Y es en este interesantísimo lenguaje “Semi-filosofico” y “semi–Mitológico”, de la Gnosis, en el que se presentan una serie de invariantes extraordinarias, símbolos con fondo esotérico trascendental que en silencio dicen mucho.

“Bien se sabe que el silencio es la elocuencia de la sabiduría”.

 

Dos estados Psicológicos se abren ante el Gnóstico serio:

A) El del Ser: transparente, cristalino, Impersonal, real y verdadero.

B) El del YO: conjunto de Agregados Psíquicos personificando defectos, cuya sola razón de existir es la ignorancia.

Sin la Gracia Divina, sin el auxilio extraordinario del Hálito Sagrado, la Auto-Gnósis, la Auto-Realización- íntima del Ser, resultaría algo más que imposible.

 

Dos clases de sabiduria

Hay dos clases de sabiduría: La doctrina del ojo y la doctrina del corazón.

La doctrina del ojo es para los que se contentan con teorías espiritualistas, y la doctrina del corazón es para los iniciados auténticos. A la doctrina del ojo pertenecen todos los miembros de las llamadas escuelas pseudo espiritualistas, y tan variable es su concepto como lo es el parecer de los que escriben.

A la doctrina del corazón pertenecen todos los Maestros de la Fraternidad Universal blanca, pues dentro de ella se encierran las verdades primievales de la sabiduría única.

La una nos llega por medio de la deducción y la otra por medio de la intuición.

La una la produce el intelecto, la otra el Maestro Interno; la una es humana, la otra es divina.

La doctrina del ojo robustece la mente, por ello la mente materia es la morada del deseo: ella piensa, raciocina, analiza, saca conclusiones y conduce a la acción errada; todo lo quiere resolver por si misma, sin tener en cuenta para nada la voz del Maestro Interno. El Maestro Interno no analiza, ni razona, ni discurre, sino que su voz es la voz de la intuición. La doctrina del corazón abre las puertas de la sala de la sabiduría.

 

Camino a seguir

Indicamos  con  pensamiento  lógico  y concepto exacto el camino a seguir, para que cada cual llegue hasta su Maestro Interno, el que mora en silencio dentro de ud. querido lector.

Les informamos que la sabiduría pertenece al Intimo y que las virtudes y los dones no son  asunto de poses ni de fingidas mansedumbres, sino que ellas son realidades terribles.

 

No andamos en busca de seguidores, sólo queremos que cada cual se siga a sí mismo, a su propio Maestro Interno, a su sagrado Intimo, porque Este es el único que puede salvarnos y glorificarnos.

Hombres prodigan sabiduría humana y nuestro padre el pan de vida; la verdad es que os hará libres. Aquel que lo sigue se convierte en caudillo de sí mismo y en bienaventurado.

No queremos más comedias, ni más farsas, ni falsos misticismos y escuelas falsas; ahora queremos realidades vivientes, prepararnos para ver, oír y palpar la realidad de esas verdades.

Empuñemos la espada de la Voluntad para romper todas las cadenas del mundo y nos lancemos intrépidos a una batalla terrible por la liberación, porque sabemos que la salvación está dentro del hombre…

Adelante, vencedores!

Samael Aun Weor

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: